“Alice” de Woody Allen

Película que transita por la vida de Alice, que a lo largo de las diferentes partes de la película va descubriendo quién es, fortaleciendo su autoestima y siendo más libre para tomar sus propias decisiones, decisiones que le abrirán la puerta a la felicidad.

Título original: Alice

Año:1990

Duración:100 min.

País: Estados Unidos

Director: Woody Allen

Guión: Woody Allen

Música: Varios

Fotografía: Carlo Di Palma

Reparto: Mia Farrow, William Hurt, Alec Baldwin, Caroline Aaron, Blythe Danner, Judy David, Joe Mantegna, Bernadette Peters, Cybill Shepherd, Patick O’Neal, Lisa Marie

Productora: Orion/Columbia

Género: Comedia

Premios: Nominada al Cesar: Mejor película extranjera. Nominada al Oscar: Mejor guión original

Casada con un marido rico que la minusvalora, Alice, lleva una vida vacía y cómoda que transcurre entre boutiques exclusivas, masajistas y cotilleos de peluquería.

Le gustaría dedicarse a escribir y conocer mejor a un hombre con el que ha coincidido en la guardería de sus hijos, pero su educación conservadora se lo impide.

Un brujo de Chinatown le facilitará el camino con una serie de hierbas mágicas de sorprendentes efectos.

Aunque no aparece Woody Allen como actor en la película, Mia Farrow reproduce ese personaje habitual en el cine de Allen: un personaje neuróticoy algo frustrado.

Hay elementos de cine fantásticoy una referencia clara a “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll.

El propio título de la película y nombre de la protagonista así lo reflejan. El nombre de la protagonista no ha sido elegido por casualidad, Alice.

Aparecen pócimas milagrosas, posibilidad de volar, la protagonista se hace invisible… esa evasión de la realidad que Alice vive al otro lado del espejo.

Una evasión que ella va a necesitar para encajar que vive una vida que no le corresponde, al lado de una persona con la que no encaja, una vida desconectada de sí misma.

¿Es posible que esto os suene a alguno de vosotr@s?

Ciertamente, vivimos en un vertiginoso mundo social en el que,  a veces, podemos estar presos de supuestos estigmas o de corsés sociales, que en ocasiones no nos dejan liberar nuestra esencia y ser felices.

Alice, a lo largo, de este viaje a través del espejo, hará un viaje hacia sí misma, descubrirá quien es, qué necesita, qué quiere en la vida, y lo más importante se despegará de las presiones y exigencias sociales, de las expectativas de los demás, para ser realmente libre y, por lo tanto, feliz.